El Diluvio - Leyenda Embera - Colombia

Dachizeze vivía en Nóvita, por el río Tamaná, era donde hacía todos esos trabajos de creación. Tuvo dos esposas, a una la maldijo por infidelidad y la convirtió en pájaro - luna. Tuvo dos hijos: una niña y un niño, que cometieron incesto. Por pena el muchacho se fue pero la mujer le dio dos hijos mellizos, que fueron los autores del diluvio.

De esa pena, Dachizeze también se echó a perder y se fue para Mombú, en el río Atrato, donde vivió un. tiempo. Allí existe una piedra grande con inscripciones y por ahí subió Dachizeze al cielo de los embera, ahí está su huella. 

Cuando se dio ese diluvio, los mellos (mellizos) fabricaron una champa (canoa) de guadua pero no funcionó, entonces, la hicieron del árbol de San Pedrito, el árbol que utilizan los Jaibanás para cantar jai. La hicieron pequeñita y empezaron a decir: ‘crezca, crezca...’ y esa champa creció grandísima y en ella se embarcaron hasta el morro Chimpé, donde orillaron y se quedaron cuidando el bote. Hoy esos ‘mellos’ aún están ahí en es barco convertidos en ‘munsi’.

La tradición dice que alrededor del barco existe una cadena de oro y el día que alguien la rompa, habrá otro diluvio.  


Fuente: QUINIENTOS AÑOS DESPUES... TESTIMONIO DE LAS COMUNIDADES INDIGENAS Y DE LA ORGANIZACION REGIONAL EMBERA WAUNANA DEL CHOCO, OREWA. Recopilado por DIEGO ARANGO RUIZ. COLOMBIA PACIFICO TOMO II Pablo Leyva (ed.) Biblioteca Luis Angel Arango.